domingo, 13 de octubre de 2013

Ninfa de río


Cazada en un pequeño rincón mágico donde las náyades caminan encima de ti mientras te bañas y los odonatos adultos te sonríen fugazmente para recordarte que todo cambio es posible y que hay cosas tan efímeras que hay que disfrutar al momento exacto porque no tendrán repetición en el espacio tiempo, por lo que no te queda otra que devolverles rápido la sonrisa.

Cordulegaster boltonii gracias a Alberto

15 comentarios:

  1. Excelente foto, bien cazada esta bonita libélula! Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muy bella imagen, y muy buena contextualización, evocadora y relajante, felicidades
    y gracias por la mención.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Perfecta toma en el momento justo, me gusta, va un cordial saludo, Rodisi

    ResponderEliminar
  4. El encuadre me parece muy acertado, así como el tratamiento del fondo para que no robe protagonismo a la libélula. Un saludo,

    ResponderEliminar
  5. Muy buena foto, buen texto y música guay,
    ¡¡fantástico!!
    Saludos, Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángel me gusta que te fijes en todo. jijji

      Eliminar
  6. Si que son rápidos estos insectos y muy hábiles para la observación de sus alrededores. Muy bonita captura.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido bonito pasear por tu blog...
      El reto, cogerlos al vuelo sin duda.. jajaja
      Saludos

      Eliminar
  7. Siempre hay que disfrutar de las cosas en el momento exacto...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Muy bonita la libélula y muy bien hecha la foto, composición, nitidez, fondo, colores, etc. Buen trabajo!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado tu mirada.

    ¿Puedo volver?

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Una reflexión maravillosa que va de la mano de una imagen muy linda y con una luz muy bella

    ResponderEliminar

Deja tu comentario